INFRADianba
La estación de servicio eléctrica del futuro
Batteriewechsel

Nuestros conocimientos y experiencia

Nuestra posición: nuevos retos requieren una estrategia de sinergia

Para entender nuestros antecedentes, es necesario explicar nuestra convicción basada en la investigación, aprobaciones prácticas y discusiones en profundidad de los expertos:

El nuevo mercado energético

La demanda actual de electricidad de Alemania (unos 510 TWh) aumentará debido a la creciente demanda de e-movilidad, la expansión de las bombas de calor y el despliegue generalizado del 5G (concebible: 7-800 TWh al año). Al mismo tiempo, Alemania tendrá que compensar su eliminación de energía nuclear en 2022 y su eliminación de carbón en 2038. Parece realista que en 20 años entre 170 y 200 GW de capacidad instalada tendrán que proceder de fuentes de energía verde como la eólica y solar, con sus enormes volatilidades. Para su compensación, son cada vez más importantes las opciones de carga y usos flexibles, flanqueadas por un sistema completo de almacenamiento energético (para 24 horas necesita hasta 2 TWh de capacidad de almacenamiento electrónico y deben estar permanentemente disponibles, especialmente si las centrales eléctricas de emergencia tienen una disponibilidad reducida).

El nuevo mercado de la e-movilidad

 El cambio de rumbo de la e-movilidad alemana debe aplicarse de forma coherente, ya que el 20% de la contaminación por CO2 de Alemania se debe al sector de transporte. Cerca de 170 millones de toneladas de CO2 al año, Alemania debe reducir su contaminación a 100 millones de CO2 al año en 2030, lo que requiere compensar 10 millones de coches eléctricos en diez años. Para 2040, ya se necesitarían más de 22 millones de coches eléctricos para cumplir el próximo objetivo vinculante de la Década de CO2 fijado por la UE y el Gobierno alemán. 35 millones de e-cars y 2 millones de e-transporters requerirán unos 140 TWh al año y podrían representar una capacidad técnica de baterías de más de 1.800 millones de kW, lo que equivale a un precio de compra de 180.000 millones de euros. Esta capacidad de 1,8 TW parece muy atractiva en vista de las extraordinarias necesidades de almacenamiento del sector electrónico alemán. ¿Por qué seguir dos caminos distintos para las baterías cuando una solución conjunta es posible, más barata y más productiva? Casi un tercio de la capacidad de almacenamiento de energía necesaria podría provenir del sector de e-movilidad, proporcionando un segundo ingreso constante.

El nuevo mercado de las baterías

La demanda de baterías del futuro crecerá enormemente; sobre todo, sin cadenas de valor seguras ni recursos disponibles (véase Alemania). Benchmark Mineral Intelligence pronostica que la demanda mundial de litio, cobalto y níquel aumentará extremadamente (en comparación con 2017 en 2028: Factor 9,6 para el litio, factor 18,9 para el cobalto y factor 5,1 para el níquel).

Macquarie prevé que la demanda mundial de litio sea de unas 500.000 toneladas anuales en 2025. Se trata del uno por ciento de las reservas mundiales disponibles, que se encuentran principalmente en seis países (el 85% de las reservas minerales están en Argentina, Bolivia, Chile, China, Australia y Estados Unidos). El mercado alemán de OEMs necesitará una media de 500.000 t de litio al año para su e-movilidad en los próximos 30 años (hoy: se necesitan 0,15 kg de litio por 1 kWh de capacidad de baterías iónicas de litio); los OEMs alemanes necesitarán mínimo 200.000 al año. Ésta dependencia se convertirá en un importante motor del precio de compra, pero podría reducirse al 40% gracias a una mayor duración de las baterías (¡factor 4-5!), una mayor eficiencia del litio y estrategias de segunda vida, entre otras cosas. El enfoque tecnológico de INFRADianba es la mejor manera de conseguirlo; bordeado por la ventaja de utilizar siempre los productos más novedosos y materias primas óptimas.

Las flotas de movilidad eléctrica como punto de Arquímedes

La clave central para resolver los problemas de contaminación en el sector de transporte es la rápida descarbonización (electrificación de las flotas alemanas). En las comunidades más grandes, el 20% de los vehículos de motor son comerciales generando el 80% de los gases de efecto invernadero locales. También son los principales responsables de otros impactos ambientales, como el ruido.

4,5 millones de coches y vehículos comerciales ligeros (hasta 7,5 t) pertenecen a 1,6 millones de flotas corporativas; el 85-90% de los 3,15 millones de vehículos de transporte registrados, principalmente camiones, funcionan en flotas corporativas con fines logísticos o análogos. Diez de las mayores empresas de alquiler de camiones en Alemania son responsables de 32.000 camiones y necesitan perspectivas innovadoras. Los más de 75.000 autobuses, 45.000 taxis organizados en flotas con 500 centros de taxi y los más de 50.000 coches de alquiler son interesantes objetos de descarbonización. Cada año, más de 800.000 vehículos nuevos para empresas y flotas reciben sus licencias oficiales (2018). Además de soluciones de hidrógeno viables para los camiones más grandes, estos operadores de flotas buscan infraestructuras electrónicas con alta disponibilidad, bajo CAPEX y OPEX, costes mínimos debido a la carga rápida, un uso técnico y económico óptimo.

Los vehículos de motor eléctrico como beneficiarios compatibles

Las estaciones electrónicas con componentes de intercambio de baterías son una solución óptima para los e-movimientos comerciales con alta frecuencia de uso. La tecnología intercambio de baterías de INFRADianba permite tres intercambios de baterías al día para la flota de vehiculos de taxis, quienes pueden así recorrer hasta 600-700 km al día con una interrupción total de suministro de energía de no más de 5 minutos (netos).  Al abastecer estas flotas comerciales, que son los principales contaminantes de tráfico urbano, las estaciones electrónicas basadas en el intercambio pueden operar por encima del punto de equilibrio de manera oportuna. Se trata de una atractiva invitación a los conductores de un solo coche, cuyos representan el 80 y 90% del potencial de 35 millones de coches eléctricos proyectados para 2050. Teniendo en cuenta que el 64,7% (2018) de los nuevos vehículos registrados se declaran como coches oficales, que operan más o menos en un contexto empresarial, un segundo despliegue después del punto de equilibrio basado en la flota parece muy realista.

Un avance con las flotas comerciales que necesitan optimizar sus costes de funcionamiento a diario, abre la puerta a precios de electricidad generalmente más bajos debido a los grandes volúmenes de consumo, minimización de despliegue, doble beneficio y la fiabilidad de los acuerdos de cooperación con los operadores de flotas. Muchos propietarios y conductores de e-móviles autónomos apreciarán las ventajas de las estaciones logísticamente bien situadas con servicios adicionales, cambio rápido y bajos precios resultantes del factor de masa, estaciones operadas por profesionales y sus efectos de almacenamiento de energía (véase Generadores de baterías). Ninguna red de estaciones de carga de corriente alterna ni tampoco ningún "enchufe a domicilio" nocturno puede ofrecer precios tan bajos y asistencia como la infraestructura combinada y enriquecida de intercambio-carga-almacenamiento de INFRADianba (véase Swap 4.0 en el contexto "7 en 1").